CÓMO CURAR LAS VARICES EN LAS PIERNAS

Las varices se producen cuando la sangre se acumula en las venas provocando su dilatación e inflamación. Se trata de una condición que no solo afecta a quien la padece de manera estética, sino que también provoca severas molestias en el día a día, e incluso en esos casos más graves pueden llegar a impedir la realización de las actividades cotidianas. A pesar de qué existen algunas recomendaciones para prevenir su aparición, en muchas ocasiones son inevitables y, por ello, en el siguiente artículo  te mostramos todo lo que necesitas saber para curar las varices en las piernas. ¡Presta atención!

Pasos a seguir:
1

En primer lugar, debes tomar en cuenta que la mayoría de tratamientos para las varices están dirigidos a aliviar los síntomas que estas provocan y a impedir que se compliquen y progresen, ya que para curarlas de forma definitiva es necesaria la cirugía o intervenciones menores que deben ser llevadas a cabo por un médico especialista. Por ello, te recomendamos que antes de seleccionar cualquier tratamiento para las varices, visites a tu médico para que en función de tus características personales, del tipo de variz y de su ubicación, te indique cuál es la mejor solución para ti.

Para curar las varices en las piernas, como hemos apuntado, es posible recurrir a ciertas intervenciones médicas como el láser o la escleroterapia. Mediante técnicas como estas, las varices se eliminan por completo y no vuelven a aparecer, además se utiliza el método más adecuado para cada paciente en particular.

Por un lado, la intervención con láser se basa en la introducción de una fibra óptica de láser dentro de la variz para fundirlas y lograr, así, que el organismo las destruya de manera progresiva. Por otro, la escleroterapia consiste en inyectar dentro de la vena afectada una sustancia que cierra todas las paredes de la misma que han cedido y han perdido su rigidez. En otros casos más desarrollados, es posible que el médico pueda sugerirte la cirugía tradicional o la llamada microcirugía, mediante la cual se eliminan solo aquellos tramos afectados a través de unas pequeñas incisiones.

3

Recuerda que únicamente deberás recurrir a la cirugía por recomendación médica, y aunque no puedas eliminarlas por completo, sí que hay ciertas medidas que puedes adoptar en tu día a día para aliviar las varices y evitar la aparición de nuevas. Una de ellas y muy importante para tu salud en general es evitar el sobrepeso, pues este perjudica gravemente a tu circulación sanguínea propiciando la aparición de venas varicosas así como el empeoramiento de las ya existentes. Sigue una dieta equilibrada y procura que incluya los alimentos para prevenir las varices que te especificamos en este artículo.

La práctica de ejercicio físico es igual de importante que una alimentación adecuada en el tratamiento de las varices. Hacer ejercicio favorece la movilidad de todos los músculos de las piernas e impide que el flujo sanguíneo se acumule y de lugar a la dilatación de las venas. Infórmate en los siguientes artículos de los mejores deportes y los ejercicios más adecuados para las varices y ¡ponte en marcha!

Entre los síntomas que ocasionan las varices encontramos dolor, pesadez, calambres, hormigueo, picores e hinchazón, y si lo deseas para aliviarlos puedes recurrir a algunos tratamientos naturales efectivos para ello. Destacan los siguientes:

  • Masajes con vinagre de manzana.
  • Hidromasajes en la ducha alternando agua fía y caliente.
  • Aplicar pulpa de aloe vera sobre el área afectada.
  • Masajes calmantes con aceites esenciales como el de lavanda, romero o tomillo. Son ideales también para estimular la circulación sanguínea.
  • Aplicar cataplasmas de cola de caballo.

Además de todo ello para curar las varices, es fundamental que a fin de prevenir la dilatación e inflamación de otras, lleves un calzado cómodo que sea amplio, evites el uso continuo de ropa demasiado ajustada, mantengas las piernas en movimiento y cambies de postura, sobre todo, cuando tengas que estar demasiado tiempo parado de pie o sentado.

Deja un comentario