¿POR QUÉ TENGO TANTOS GASES? AQUÍ TENEMOS LA RESPUESTA.

Tener gases es algo normal, le ocurre a todo el mundo, forma parte de un proceso natural del cuerpo humano. Sin embargo, algunas personas sufren de más flatulencia que otras, ¿a qué es debido?, ¿es tu caso? Si te estás preguntando por qué tienes tantos gases, aquí tenemos la respuesta.

Gases en el tracto digestivo

La presencia de gas en el intestino es algo normal, tenemos bacterias que producen gases que han de salir del cuerpo. Los principales gases que expulsamos son metano, hidrógeno, dióxido de carbono o nitrógeno.

Expulsamos ese excedente de gas a lo largo del día en forma de eructos o ventosidades. De hecho, cada persona puede expulsar gas entre 15 y 20 veces al día de forma periódica.

Sin embargo, algunas personas sufren de exceso de gases y esto provoca no solo molestias estomacales e hinchazón abdominal, sino que también puede llegar a ser un problema si has de contener durante todo el día ese exceso de producción de gases.

¿Sientes que has de contener los gases muy a menudo?, ¿te provoca dolores? Veamos cuales son las causas por las que tienes tantos gases.

¿Por qué tengo tantos gases? Causas a la excesiva flatulencia

Algunas personas sufren más de gases que otras por este tipo de circunstancias:

Los alimentos que ingieres te provocan gases

En muchos casos, los alimentos que tomas son los responsables del exceso de gas en el cuerpo que se puede acumular en el estómago o incluso en el esófago. Hay ciertas comidas, sobre todo aquellas que son ricas en fibra que son las responsables de generar gases en el cuerpo. Las verduras (sobre todo las crucíferas como la col, brócoli o coliflor), el trigo, los granos, las frutas frescas produce una gran cantidad de gases. Es posible que tengas una digestión pesada y una acumulación de flatulencias tras una comida rica en fibra.

Algunos alimentos te provocan intolerancia

Quizás no eres consciente de ello pero, a medida que han ido pasando los años, algunos alimentos que antes te sentaban bien, provocan una intolerancia en tu cuerpo. Muchas personas afirman tener digestiones pesadas cuando toman lácteos. Esta intolerancia hace que el cuerpo se resista provocando hinchazón, flatulencia o calambres intestinales.

Algunos carbohidratos también pueden provocar flatulencia. Los azúcares asimismo, pueden ser difíciles de digerir para algunas personas.

Presta atención al efecto que causa cada comida en tus digestiones y anota si tienes más o menos flatulencias con cada una de ellas para encontrar ese patrón que hace que tengas tantos gases.

Tragas demasiado aire

Se conoce técnicamente como aerofagia, se trata de la deglución de aire que llega al estómago provocando hinchazón y molestias estomacales. Tragamos aire cuando comemos ya que mientras masticas y tragas los alimentos, ingieres también aire. También se produce aerofagia cuando tomas bebidas carbonatadas, fumas, bebes muy rápido, hablas mientras comes, mascas chicle, chupas caramelos o comes muy rápido.

Incluso hay quien traga aire mientras duerme ya que respira por la boca y no por la nariz lo que propicia la acumulación de gas. Por lo tanto, nada más comenzar el día podrías sentir flato o sensación de saciedad.

Comes mucho y muy rápido

Las comidas grasas y/o abundantes tardan tiempo en digerirse, esto significa que pasan más tiempo en el intestino lo que aumenta la proporción de gases existentes y lleva a la típica sensación de hinchazón y gases.

Comer de forma muy rápida y masticando poco los alimentos hará, no solo que tragues más aire mientras comes, sino que además, le des más trabajo al intestino para procesar los alimentos.

Cuando comas, intenta siempre masticar y triturar bien los alimentos y haz el esfuerzo de comer más despacio, sobre todo si estás ingiriendo una comida pesada.

No te mueves después de las comidas

Hacer una sobremesa o una siesta tras la comida es algo tentador, pero no ayuda al intestino a digerir los alimentos. Es importante que intentes moverte después de las comidas. Sal a caminar, recoge tu casa, sube y  baja las escaleras de tu oficina… Intenta realizar ejercicios moderados para favorecer la digestión y aliviar los gases.

Tienes algún trastorno intestinal

La excesiva y constante producción de gases puede ser síntoma de algún trastorno gastrointestinal. Cuando la flatulencia se acompaña de acidez, cambios de peso o dolor intenso puedes estar padeciendo alguna enfermedad. Son síntomas que pueden apuntar a la enfermedad celiaca, síndrome del intestino irritable, reflujo gastroesofágico o bloqueo intestinal.

Remedios caseros para aliviar la flatulencia

Sufrir flatulencias puede ser realmente embarazoso, las reglas de educación y el respeto hacia los demás mandan y habrás de resistir la tentación de aliviarte hasta que te encuentres  a solas, lo cual puede llevarte a esperar horas, por lo que es importante conocer cómo aliviar el excesos de gases con remedios caseros.

Evita la ropa ajustada: la ropa holgada aliviará la hinchazón provocada por los gases.

Toma probióticos: son suplementos que contienen bacterias buenas que ayudan a descomponer los alimentos e incluso el hidrógeno que se produce durante la digestión.

Prueba los suplementos de enzimas: algunos estudios sugieren que los suplementos de enzimas pueden ayudar a descomponer las proteínas y los carbohidratos complejos.

Toma té de menta: puede favorecer la digestión y reducir el exceso de gas.

Manzanilla: una infusión de manzanilla puede acabar con la molestia estomacal producida por la flatulencia.

Acaba con el estreñimiento: gran causante del exceso de gas ya que la permanencia de las heces en el colon, produce un gas extra que además puede oler especialmente mal.

Té de jengibre: ayuda a aliviar el problema de gases.

Vinagre de manzana con miel: añade en un vaso de agua, dos cucharadas de vinagre de manzana y dos de miel. Bebe esta mezcla durante las comidas para favorecer la regulación de los ácidos del estómago.

Deja un comentario