HAGA SU HÍGADO NUEVO (COMO EL DE UN BEBE) Y LUCE COMO SI ESTUVIERAS 15 AÑOS DE EDAD CON ESTE REMEDIO: ¡¡¡ES 100% NATURAL, SEGURO Y EFECTIVO!!

El hígado es un órgano muy importante en nuestro cuerpo que tiene muchas funciones que incluyen la producción de proteínas y factores de coagulación de la sangre , la producción de triglicéridos y colesterol, la síntesis de glucógeno y la producción de bilis.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico engloba un grupo de afecciones en las que hay una acumulación excesiva de grasa dentro del hígado de las personas que consumen poco o nada de alcohol. La forma más común de esta enfermedad es una afección no grave conocida como hígado graso, en la que la grasa se acumula dentro de las células del hígado . Aunque tener grasa en el hígado no es normal, es posible que la grasa en sí misma no dañe el hígado.

La esteatohepatitis no alcohólica puede ser una afección grave , capaz de provocar la presencia de mucha fibrosis en el hígado y cirrosis. La cirrosis ocurre cuando el hígado está severamente dañado y el tejido fibroso reemplaza gradualmente a las células hepáticas.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es parte de un síndrome metabólico caracterizado por diabetes o prediabetes (resistencia a la insulina), grasa u obesidad, lípidos en sangre elevados como colesterol y triglicéridos, así como hipertensión. No todos los pacientes tienen todas las características del síndrome metabólico.

Mucha gente sufre de hígado graso, pero afortunadamente hay una fruta que hace maravillas y le da más años de vida a tu hígado. Además, es muy delicioso y te aporta todas las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita.

El tamarindo contiene fibras y ácidos restaurados y es una excelente cura para todos los problemas del hígado. Elimina la grasa del hígado, ayuda a la digestión, protege el hígado y cura los problemas de bilis.

Ahora preparemos nuestra receta para curar el hígado graso y la hepatitis viral.

Toma dos puñados de tamarindo pelado y ponlo en un litro de agua, licua bien y saca toda la sustancia, cuela, haz este jugo y bebe todos los días, cada vez que quieras, endulza con miel a tu gusto.

Para la infusión, tomar 25 hojas de tamarindo, lavar bien las hojas, hervir un litro de agua, bajar y colocar las hojas dentro y dejar reposar por 30 minutos . Esta infusión la puedes beber fría o caliente, como más te guste, también puedes endulza con una cucharada de miel, pero es mejor si lo tomas sin endulzar.

QUE DIOS TE BENDIGA

Deja un comentario